Kathia Cedeño, corresponsal de Microserfin en San Félix Chiriquí

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

En el mundo actual la tecnología ha llegado para ser el aliado de la vida cotidiana de las personas y de los negocios. Las herramientas tecnológicas acortan distancias, simplifican los procesos y en este caso se convierten en un elemento clave para el acceso a servicios financieros en las comunidades.
La microempresaria Kathia Cedeño y su mamá Lisbeth Cedeño así lo han experimentado a través de su negocio Abarrotería Kathia que inició operaciones desde hace más de 15 años y que hoy forma parte de la red de corresponsales propios de Microserfin.
Los corresponsales permiten a las personas especialmente a aquellas de comunidades rurales y distantes, tener cerca de sus hogares o negocios, servicios financieros accesibles, eficaces y rápidos. Por eso Kathia a través de su abarrotería ubicada en San Félix, uno de los distritos más antiguos de la provincia de Chiriquí decidió convertirse en corresponsal y ayudar a que las personas en su comunidad puedan cumplir con sus compromisos financieros cerca de casa ahorrando tiempo y dinero en desplazamientos.
“Siendo corresponsal he podido percibir el incremento de las ganancias, puesto que con la ampliación del portafolio de productos y servicios dentro de mi negocio, llegan nuevos clientes y fidelizo a los que ya eran clientes de mi abarrotería dentro de la comunidad”.

Comparte esta publicación con tus amigos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin